Las Trampas del Lenguaje

“El lenguaje es el arma más peligrosa, te hace que aceptes por ciertas cosas bastante dudosas”. No es mío, es de una canción, y es mucho más cierto de lo que se puede pensar en un principio.

Creemos que somos dueños de lo que pensamos, pero no solemos caer en que para pensar necesitamos el lenguaje, y que ese lenguaje nos viene (en parte) impuesto de fuera. Por lo tanto es importante preguntarnos hasta qué punto esa imposición del lenguaje influye en nuestra manera de pensar y de actuar.

En la novela “1984”, el líder tiene un gran interés en reducir el lenguaje y eliminar ciertas palabras, para poder así simplificar el pensamiento de la población y eliminar ciertos comportamientos. Obviamente es una novela, pero visto la gran similitud que se observa entre el resto de estrategias de ese sistema y el nuestro, cabe preguntarse hasta qué punto el sistema en el que vivimos controla y dirige de alguna manera nuestro lenguaje para así tomar control en cierta medida de lo que pensamos…

Es frecuente oír a la gente hablar de orgullo nacional. Muchas personas se sienten orgullosas de ser españolas (o francesas, o alemanas, etc.). Sin embargo pensándolo un poco parece extraño que alguien se sienta orgulloso de algo que no ha conseguido por sus propios méritos. Nacer y vivir en España (o en Europa) es sin duda un privilegio. Existen mil sitios en el mundo mucho peores, sin embargo, ¿no sería más sensato sentirse agradecido? Uno no tiene la culpa de haber nacido español, no ha hecho ningún mérito ni ha pasado ningún examen, el orgullo en este caso no tiene sentido. Pero entonces, ¿por qué es tan difícil escuchar a alguien hablar del agradecimiento español, y tan fácil del orgullo español? Quizás no sea azaroso.

Si uno se siente agradecido de ser español, significa que valora la suerte que ha tenido de nacer aquí, de tener una educación y una sanidad pública de calidad, un hogar, etc. Por otro lado, sentirse orgulloso implica haber hecho algo para merecer esos privilegios, y por tanto se sentirá con mayor derecho que un inmigrante a disfrutar de estos derechos.

Alguien agradecido de ser español no pensará que los inmigrantes nos quitan los puestos de trabajo, pensará que para acceder al mismo puesto de trabajo un inmigrante ha necesitado luchar mucho más al tener más difícil el acceso a la educación, la sanidad, etc. Y nunca se sentirá con más derechos que un inmigrante.

Por el contrario, sentirse orgulloso implica mérito, cala en la mente la idea de que uno “se merece” los privilegios de los que ha gozado desde pequeño, y por tanto también se merece más ese puesto de trabajo, que en caso de ir a parar a un inmigrante será “robado”.

Los países es uno de los métodos fundamentales que tiene el sistema para que la gente soporte de manera natural saber que miles de personas mueren de hambre cada día, dividirnos, hacernos sentir diferentes a los que han nacido mil kilómetros más al Sur, hacernos sentir merecedores de una vida mejor que la del resto, hacernos sentir orgullosos de ser español… (o catalán, o vasco, o francés, o alemán, ¡o de la china popular!).

El lenguaje esconde mil trampas más, en la canción de El Chojín se muestran unas cuantas, algunas de ellas bastante curiosas, como la de que los europeos descubriéramos América, y no los primeros hombres que llegaron allí, y que llevaban siglos antes de que Colón pisara esas tierras…

Por último, me gustaría detenerme en otro engaño del lenguaje que está ahora mismo muy de actualidad. El rescate a Grecia:

¿Qué significa rescatar a Grecia? Si nos ceñimos a las palabras se diría que es liberar a los griegos de un peligro, a través de dinero europeo. Sin embargo dos de las tres palabras de la frase “Rescate a Grecia” esconden trampa.

En primer lugar este rescate no salva de ningún peligro, y entrega nada a cambio de solucionar dicho peligro. Todo el dinero entregado a Grecia es a cambio de algo, no se le da, se le cambia. Y ¿a cambio de qué? Pues de dos cosas fundamentalmente: Más dinero (es decir, devolver el préstamo con intereses, el negocio más antiguo de los bancos) y privatizar sectores públicos. Esto último significa que sectores que antes eran públicos como la sanidad o la educación pasarán a manos privadas. En definitiva supone que los griegos necesitarán pagar por tener algo tan básico como la educación o la sanidad. ¿Qué puede haber más rentable para una empresa que hacerse con un negocio que la gente está obligada a utilizar? ¿Y qué puede haber peor para un país…?

En segundo lugar, ¿Qué significa en esta frase la palabra “Grecia”? Estamos tan acostumbrados a hablar de países que no nos damos cuenta de lo que significa realmente. ¿Cuando hablamos de “Grecia” hablamos de los griegos? ¿Hablamos de las personas que viven en Grecia? En realidad no, en este caso cuando hablamos de “Grecia” hablamos de los grandes bancos europeos y americanos que prestaron dinero al estado griego. La cosa es muy simple:

  1. Los grandes bancos le prestan dinero al estado griego, como el estado griego es de pena estos bancos le cobran un interés muy grande porque hay un mayor riesgo de impago.
  2. El estado griego devuelve ese dinero más un alto interés.
  3. Si el estado griego no puede hacer frente al pago, se produce el rescate para que los bancos sigan cobrando sus préstamos y sus intereses.

Llegados a este punto cabe preguntarse varias cosas, ¿Por qué los bancos cobran un interés más alto al estado griego debido al riesgo de impago, y luego no asumen las pérdidas derivadas del impago? ¿Qué ocurriría si Grecia no acepta el “rescate” y se declara en banca rota?

Es difícil saber qué ocurriría, pero es importante que nos fijemos en las palabras, que comprobemos si realmente significan lo que aparentan, o si estamos siendo manipulados sutilmente mediante el uso de un lenguaje sesgado, basado en eufemismos y falacias.

Para terminar quiero dejar una lista de palabras sospechosas de haber sido cómplices en algún momento de una manipulación:

  • Piratería (Asaltar y robar un barco -> Realizar una copia de un contenido intelectual)
  • Negro (Asociado con lo sucio, lo malo, lo peligroso)
  • Maricón (Utilizado como insulto relacionado con la cobardía)
  • Crisis económica (La madre de todos los engaños)
  • Religión – Secta – Superstición (Jerarquía totalmente arbitraria)
  • Beca (Empleo normal y corriente cuya única particularidad es el sueldo)
  • PSOE (¿Socialista? ¿Obrero?)
  • Izquierda – Derecha – Progresista – Conservador (Términos que se entremezclan sin motivo)
  • Puta (Insulto demasiado habitual utilizado en ocasiones para ningunear la libertad sexual de la mujer)
  • El problema de la inmigración (Siempre me ha resultado curioso escuchar este término, en vez de: “El problema de la emigración”, al parecer el problema no es que la gente tenga que abandonar su país para poder ganarse la vida, el problema es que vengan al nuestro.)

Y mil más, seguro que hoy has escuchado alguna palabra que no significaba realmente lo que parecía… piénsalo.

Definición de “negro” según la Real Academia Española

———————————————————-

Con fecha 11/05/2012 añado un enlace que puede resultar interesante en este tema:

Adan Kovacsics y Juan Carlos Monedero

Con fecha 21/05/2014 añado otro enlace que trata sobre el tema, ligeramente.

CarneCruda 2.0 Isaías Lafuente

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s